¿Qué documentación se requiere para tramitar la prestación por desempleo?

Las situaciones legales de cese de actividad de los trabajadores autónomos se acreditarán por:

  • Los motivos económicos técnicos, productivos u organizativos, mediante una declaración jurada del solicitante.
  • La fuerza mayor, mediante declaración expedida por los órganos gestores en los que se ubique territorialmente el negocio o la industria afectados.
  • La pérdida de la licencia administrativa mediante resolución correspondiente.
  • La violencia de género, por la declaración escrita de la solicitante de haber cesado o interrumpido su actividad económica o profesional, a la que se adjuntará la orden de protección.
  • El divorcio o acuerdo de separación, mediante la correspondiente resolución judicial.
  • Las situaciones legales de cese de actividad de los trabajadores autónomos económicamente dependientes se acreditarán por:
    a. La terminación de la duración convenida en contrato o conclusión de la obra o servicio, mediante su comunicación ante el registro correspondiente.
    b. El  incumplimiento contractual grave del cliente, bien mediante comunicación por escrito o bien mediante resolución judicial.
    c. La causa justificada del cliente a través de comunicación escrita.
    d. La causa injustificada, mediante comunicación expedida por el cliente o mediante resolución judicial.
    e. La muerte, la incapacidad o la jubilación del cliente, mediante certificación de defunción del Registro Civil o resolución del reconocimiento de la pensión de jubilación o incapacidad permanente. 

2. Las situaciones legales de cese de actividad de los trabajadores autónomos económicamente dependientes se acreditarán por:

  • La terminación de la duración convenida en contrato  mediante su comunicación ante el registro correspondiente.               
  • El  incumplimiento contractual grave del cliente mediante comunicación por escrito o bien mediante resolución judicial.
  • La causa justificada del cliente mediante comunicación escrita.
  • La causa injustificada mediante comunicación expedida por el cliente o resolución judicial.
  • La muerte, la incapacidad o la jubilación del cliente mediante certificación de defunción o resolución del reconocimiento de la pensión de jubilación o incapacidad permanente.